Saltear al contenido principal
En La Película De Tu Vida ¿eres Su Protagonista O La Víctima?

En la película de tu vida ¿eres su protagonista o la víctima?

¿Mentalidad de protagonista o mentalidad de víctima?

Lo que vives día a día, las situaciones que se te presentan, los hechos que enfrentas, son la forma en la que se manifiesta tu vida, son las escenas en las que transcurre la película de tu existencia. Y entonces… en la película de tu vida  ¿eres su gran protagonista o la típica víctima?

5 comportamientos típicos de una mentalidad de víctima:

  1. Piensas que todo lo que te pasa se debe a factores “externos”, o al comportamiento de otras personas. 
  2. Asumes que tus resultados, tus incumplimientos, y el NO logro de tus objetivos, se debe a situaciones ajenas a ti.
  3. Dominas a la perfección el arte de la justificación y de la excusa. 
  4. Pasas más tiempo buscando explicaciones al problema, que solucionándolo.
  5. Te acuestas con alguno de estos sentimientos: angustia, impotencia, rabia, inseguridad, frustración, resentimiento, tristeza, inferioridad, etc.

En tu infancia, tus niveles de inconsciencia e irresponsabilidad eran altos, el típico “él me empujó primero”, o el clásico, “yo no fruí”, los utilizabas muchas veces, pero ha medida que creciste se incrementó tu responsabilidad y conciencia.

Las personas con mentalidad de víctima, siguen viviendo en ese estado. El comportamiento de víctima es a todas luces infantil.

En el otro lado del set de grabación, está el protagonista, quien se caracteriza por hacerse responsable de sus actos y decisiones. El protagonista tiene las riendas de su vida.

Te comportas con mentalidad de protagonista cuando:

  • Reconoces que tus acciones no fueron suficientes para lograr lo que deseabas, no le echas la culpa a las circunstancias, ni a otras personas, al contrario, analizas la situación y haces los ajustes necesarios.
  • Tienes claro que te haces cargo de tus acciones y de sus consecuencias. 
  • Analizas cuáles son esos enemigos de tu crecimiento que te mantienen anclado, y creas posibilidades de acción. Lee acá sobre 5 enemigos mentales que te estancan, y que no son reales.
  • Te acuestas sintiendo: alivio, tranquilidad, felicidad, seguridad, poder, compromiso, paz, armonía o serenidad cuando acabas tu jornada. 

Entonces no es tanto lo que te pasa, sino lo que haces con lo que te pasa.

Deja de vivir como una víctima, protagoniza tu vida, traza objetivos, disfruta del momento, preocúpate por dejar huella y vive en paz.

Y entonces… en la película de tu vida ¿eres su protagonista o la víctima?

¿Que te hace falta para tomar el protagonismo en tu vida?

Déjame tus comentarios y conversemos. No hay nada que una buena conversación no mejore.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba